Buscar

Danza Oriental en el Embarazo. Magia para ti y tu bebé.

Actualizado: ene 5

La Danza Oriental es una disciplina milenaria que data de tiempos faraónicos, desde entonces fue y es a día de hoy una danza de fertilidad en toda su esencia. Terapeutas y profesionales en la materia incluyendo obstetras o matronas recomiendan la danza oriental no solo durante el proceso del embarazo si no también antes y después del mismo. A lo largo de estos años en mis clases en A Coruña han sido ya varias alumnas las que han llegado con esta gran noticia y que a su vez, han apostado por la danza oriental como actividad principal durante este hermoso viaje. Antes de compartir las experiencias personales de algunas de estas SUPER MAMIS bailarinas, me gustaría mencionar algunos puntos importantes sobre los beneficios que esta danza aporta a la mente, espíritu y cuerpo de ambos.

La Danza Oriental tiene innumerables beneficios físicos y energéticos para la mujer en general, sin importar su edad, peso, profesión o si esta en cinta o no, ya que a travez de movimientos corporales y la conciencia muscular que estos mismos requieren, conectamos con nuestro cuerpo de pies a cabeza. En el caso de las embarazadas ser conscientes de algunos músculos en concreto tiene efectos extraordinarios:

  1. En esta disciplina tenemos que ser muy conscientes de nuestra postura abdominal y para-vertebral, esto les ayuda a las futuras madres a mantener una postura correcta no solo al bailar, si no todos los días y así evitar lumbagos, perdida de equilibrio o problemas de espalda a medida de que el peso del bebé aumenta mes a mes.

  2. Más internamente trabajamos músculos que ayudan sin duda a la sujeción del feto durante todo el embarazo, evitando riesgos de desprendimientos.

  3. Potenciamos la elasticidad del suelo pélvico el cual es vital para la dilatación y también potenciamos el diagrama pélvico, que es un conjunto de músculos directamente involucrados en el momento del parto.

  4. Sin restarle importancia a los puntos anteriores cabe resaltar la conexión tan sumamamente terapéutica, armónica, mágica, única y llena de amor que existe entre la madre y el bebé en el momento del baile.

  5. Claramente muchos de los movimientos de la danza oriental están dirigidos estrictamente a la zona de la cadera y el abdomen bajo, siendo undulatorios y circulares proporcionan armonía y relajación a la madre y el bebé, ayudando a este a colocarse en mejor posición para cuando llegue el momento de dar a luz.

Si estas embarazada y quieres disfrutar de clases especialmente dirigidas para ti con Angelina lo puedes hacer desde donde estes por OrientalSkype, Angelina Online Academy o presencialmente en A Coruña, Santiago de Compostela, Ferrol y Betanzos. A continuación algunas experiencias reales de mis mamis bailarinas:

  • Soy Inés, mamá de Marco, y me gustaría contar mi experiencia practicando danza oriental durante prácticamente todo el embarazo y como continué al poco tiempo de ser madre. Cuando me quedé embarazada ya estaba asistiendo a las clases de danza oriental de Angelina, deseando que llegasen los viernes para disfrutar y desconectar durante esa hora y media de baile, así que cuando me quedé embarazada, si era posible, no quería perderme ni una sola clase. Pregunté a la matrona si había algún impedimento, y por el contrario, me animo a mantenerme activa ya que era muy beneficioso; además navegué un poco por internet y averigüé que los movimientos que se realizan en la danza oriental favorecen la colocación del bebé y ayudan a tener partos menos dolorosos. Bajo las indicaciones de Angelina, por si había algún movimiento o ejercicio que no fuese apropiado, bailé hasta casi el último mes y la verdad es que lo disfruté muchísimo, agradezco también todo su cariño y preocupación, demostrando la gran profesional que es. El parto se desarrolló de forma totalmente natural y yo me recuperé muy rápidamente; en cuanto me fue posible retomé las clases y encantada volví a bailar. Y ahora aquí tengo a Marco, que es un gran entusiasta de la música y ya empieza a mover las caderas. Así que, si no existe nada que lo impida, por mi experiencia recomiendo practicar danza oriental durante el embarazo, y por supuesto, si es con Angelina mucho mejor!!


  • Jessica Budiño. A nivel físico la Danza Oriental me aportó gran conciencia corporal, en especial de mi suelo pélvico, la parte mas importante, en el momento del embarazo. - Me siento con fuerza y energía, aunque al final de la clase no pueda con el alma la verdad es que se agrace y se sienten los beneficios jeje. - Alivio del dolor lumbar, por una correcta postura y ejercitando hombros glúteos y piernas. A Nivel personal me aportó muchos beneficios: En las clases de danza con Angelina me gusta ver reflejada que mis nuevas curvas son capaces de aprender y seguir el ritmo de la música. - No hay mejor manera y más divertida de conectar conmigo misma y desconectar del mundo. - Lo mas importante es dedicarme SIEMPRE tiempo a mi misma, que a pesar de ser madre y esposa, soy MUJER.


  • Mi nombre es Cristina Pico Areosa y hace años que practico danza oriental. Hace 2 años voy a clases con Angelina y me quedé embarazada pero tenía claro que iba a continuar bailando hasta que mi cuerpo me lo permitiera, sabiendo todos los beneficios que esta danza tiene para la mujer y específicamente para mantener en forma toda la musculatura que interviene en el parto. Realmente fue maravilloso ver crecer a mi bebe frente al espejo de la clase con mi vientre desnudo. Al principio era nada más que un pequeño bulto en el bajo vientre, que poco a poco fue conquistando la parte superior del ombligo, hasta hacerse enorme. En ningún momento hasta el quinto mes de embarazo sentí ningún tipo de limitación física pudiendo bailar al mismo ritmo que en años anteriores. A nivel psicológico, el compartir con otras mujeres un espacio personal e íntimo de creatividad supone un gran apoyo emocional. El poder comunicar a mis compañeras mis sensaciones internas con el bebe, mis anhelos, temores, mis ilusiones se convierte sin duda una oportunidad de empoderamiento. Ha sido clave en los últimos momentos del embarazo el creer en mí, en mi propia intuición, para saber que él bebe nacería en el tiempo indicado y permitir que esto sucediera de forma natural. A nivel físico, la danza me ha preparado para disfrutar de un buen parto. Mi musculatura estaba en buena forma y a penas sentí dolor con las contracciones. La dilatación se mantuvo a buen ritmo. El momento de dar a luz llegó sin necesidad de intervención médica, sin oxitocina, sin epidural, sin más ayuda que las palabras de ánimo de mi matrona y mi pareja. Le deseo a todas las mujeres el parto que tuve ya que me siento realmente afortunada que se diera todo de forma tan fluida, como el movimiento sinuoso de una bailarina de danza oriental.


  • Juliana Macini. Mi experiencia al bailar danza oriental estando embarazada fue muy gratificante, acompañada desde el primer día por mi profesora Angelina cuidando en todo momento los movimientos que podía realizar tanto en el primer trimestre como en el segundo pude disfrutar de una conexión única con mi bebé en cada clase, sintiéndonos muy cerca: algo así como si lo acariciase, como si estuviera meciéndolo! Tambien fue muy enriquecedora en todos los sentidos la conexión cuerpo-bebé-mente es única en esta etapa, emocionalmente nos encontramos muy sensibles y me he favorecido de todos los beneficios que esta danza aporta tanto antes, durante y después del parto sin duda fue algo maravilloso. Yo creo q esta danza milenaria se practicaba específicamente por las mujeres para facilitar el hermoso momento del nacimiento y del parto!


  • Aixa Castro. Bailar durante mi embarazo ha sido todo un camino lleno de beneficios tanto físicos como emocionales, la conexión con tu bebé es una experiencia preciosa, tu imagen en el espejo mientras bailas, tu barriguita, creciendo, acompañándote en cada movimiento, y sientes a tu bebé dormirse con el balanceo... Tras el parto, la recuperación fue muy rápida, en 10 días mi suelo pélvico estaba fuerte de nuevo y la doctora me dejó retomar la danza, y no solo empecé mis clases regulares sino que enseguida pude entrenar con el grupo profesional Angelina Oriental Troupe y pude ir a competir con el a Gijón en un congreso internacional de esta disciplina y por su puesto mi niña de cuatro mesesitos acompañándome.


Mar y Cristina embarazadas en la Gala Terra de Deusas de Angelina Masud.

Marcela, Natalia y Cristina, Todas madres en el teatro Rosalia de Castro con Angelina Masud.

Jessy y Susana en la Feria de Egipto Parrote A Coruña con Angelina Masud.

Aixa después de ganar el primer premio en congreso internacional de Gijón con Angelina Masud

Todas ellas bailaron desde la barriguita con Angelina Masud.

Mariña y Maria embarazadas en talleres de formación de danza oriental con Angelina Masud.

Espero te haya gustado, si fue así siéntete libre de compartir, no olvides visitar mi ONLINE ACADEMY y por supuesto de seguirme en el resto de Redes Sociales.

Angelina Masud.

Bailarina Profesional, solista multi-campeona internacional, Coreógrafa y Maestra diplomada de Danza Oriental y Folklore Egipcio.


#danzaoriental #coruña #angelinamasud #galicia #danzadelvientre #bellydance

3 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo